Vive un día a la vez

0

Un día para amar, para abrazar, para llamar a alguien especial, para que la rutina no sea tu guía, un día para ti, para amarte con locura un día más.

Un día de paz, de gozo, pase lo que pase, no significa aislarte de los problemas, más bien se trata de confiar plenamente en Dios.

Muchas personas conocen de Dios pero no tienen comunión con él, por lo tanto su cuerpo, mente y espíritu no se conecta de forma inmediata cuando así lo requiera la vida.

En este día auto mótivate a vivir un día a la vez, organizada y planificadamente.

Cada día trae su propio afán y no resolverás nada si haces extras o no comes a causa de un problema. Lo mejor es respirar, seguir adelante, usar el cerebro pero también escuchando activamente lo que tu comunión con Dios te diga acerca de lo que debas hacer.

Por los momentos, te doy gracias por siempre estar atenta a este blog. Dios te bendiga por siempre y a la vez un día a la vez.

Share.

About Author

Estoy de paso por la tierra para ayudar a otros. Aprender y Enseñar es lo que amo hacer. Mi lema central es: El conocimiento es parte de la creación de Dios. El camino de la vida es mejor cuando vamos acompañados de personas que nos ayudan a crecer interiormente y a alcanzar nuestros objetivos.

Ir a la barra de herramientas