Sujetando la lengua para tener éxito

0

Cuando hablamos de éxito nos referimos a que se cumpla el propósito de Dios en tu vida, hablamos también de obediencia y confianza plena en Dios. Tener éxito en Cristo no se trata de obtener bienes materiales, se trata más bien de terminar la carrera con gozo, haber multiplicado nuestros talentos, para no ser llamados siervos inútiles. (Mateo 25:14-30).

“La mayor tragedia en la vida no es la muerte, sino una vida sin un propósito.” Myles Munroe Clic para tuitear

Ahora bien, hay una clave súper especial de vida que nos cuesta mucho a las mujeres desarrollar, por el simple hecho de ser más emocional que los caballeros; pero no hay porque angustiarse, si bien es cierto que es difícil, no es imposible hablar lo necesario, lo que edifica, lo que conviene a la luz de la Palabra de Dios, y sobre todo para beneficio de nuestra vida.

No creo ser la única que haya pasado por esta problemática, son pocas las mujeres que nacen con el don de controlar la lengua, jeje… pero una vez entregas esto a Dios, Él con su hermosa, grandiosa y tierna capacidad de enseñar nos va inculcando el control de la lengua para el bien de nosotras mismas y de las relaciones que tenemos con los otros, sea esposo, hijos, compañeros de iglesia, trabajo, etc.

Santiago 1:19

Mis queridos hermanos, tengan presente esto: Todos deben estar listos para escuchar, y ser lentos para hablar y para enojarse.

El que habla mucho siempre se enoja rápido es una máxima de vida que yo viví por mucho tiempo, pero cuando supe que nada me salía bien por estar siempre con el afán de explicar todo, porque quería quedar bien con todos, porque no sabía decir no, porque me gusta tanto compartir que no ponía límites; entonces pude ver que el error estaba en lo que comunicaba a otros, y empecé a querer más lo que Dios me había entregado, valoré más el tiempo y pude empezar a decir no, con amabilidad y respeto.
También debemos cambiar el hecho de no responder todo, sino queremos responder nos quedamos calladas, nadie puede obligarnos a siempre hablar, pues no es saludable.
Proverbios 10:19
En las muchas palabras no falta pecado; Mas el que refrena sus labios es prudente.

Seamos mujeres prudentes, para que podamos tener éxito, si tienes un sueño, no seamos como José que fue y lo contó apresuradamente desatando un sin fin de sentimientos negativos de parte de sus hermanos hacia él.

CLAVEs DE VIDA PARA REFRENAR LA LENGUA:

Una clave de éxito de vida es ser prudentes, hablar lo necesario, dejar de discutir todo el tiempo, querer controlar todo te lleva a hablar mucho, eso te aparta del camino correcto.

Proverbios 10:19 

El que mucho habla, mucho yerra;
el que es sabio refrena su lengua.

La segunda clave es tener conciencia de lo que decimos, no contestar apresuradamente, saber que lo que decimos es de suma importancia tanto para otros como para mi.
Cuando oremos, conversemos con Dios, entremos en lo profundo de su presencia para más que hablar escuchar lo que quiere decir, está siempre dispuesta a escuchar más que a hablar.
Mateo 6:7
Y al orar, no hablen sólo por hablar como hacen los gentiles, porque ellos se imaginan que serán escuchados por sus muchas palabras.
Por último ama las palabras, no las tengas en poco, y respira profundo cuando una situación no sea de tu agrado, desarrollar la paciencia es clave para sujetar la lengua al Espíritu Santo.
Dios te bendiga y si tienes comentarios pues los espero aquí y que puedas compartir esta enseñanza para edificación de otras mujeres.

Share.

About Author

Estoy de paso por la tierra para ayudar a otros. Aprender y Enseñar es lo que amo hacer. Mi lema central es: El conocimiento es parte de la creación de Dios. El camino de la vida es mejor cuando vamos acompañados de personas que nos ayudan a crecer interiormente y a alcanzar nuestros objetivos.

Ir a la barra de herramientas