Soy muy irritable y no sé como parar de serlo

0

Cuando las cosas no están saliendo bien, tendemos a volvernos irritables, queremos controlar todo, y aunque la Biblia nos dice que dejemos todo en manos de Dios, contrariamente pasa al revés, pues nos afanamos en buscar la solución, nos distraemos y creemos más en el plan B, que el plan A creado por Dios.

????? que levante la mano a la que no le ha pasado esto, porque creo que todas hemos pasado por situaciones difíciles donde no encontramos solución, sobre todo cuando los problemas son financieros, cuando se pierde el empleo, o el dinero no alcanza, nos volvemos más vulnerables al mal humor.

Particularmente sé que estar quebrado y tener que caminar porque ni para el autobús hay, y sé que es tener una abundancia por lo menos estable para vivir de manera acorde.

Es evidente entonces, que necesitamos ayudarnos para que sepamos andar en cualquier situación.

Filipenses 4:12 Sé vivir humildemente, y sé tener abundancia; en todo y por todo estoy enseñado, así para estar saciado como para tener hambre, así para tener abundancia como para padecer necesidad.

Soy muy irritable y no sé como parar de serlo

Cómo logramos las mujeres salir de esta situación que al no detectarlos a tiempo podemos amargarnos por largo tiempo.

Hebreos 12:15 Mirad bien, no sea que alguno deje de alcanzar la gracia de Dios; que brotando alguna raíz de amargura, os estorbe, y por ella muchos sean contaminados;

Tener vida de oración:

Esto también sé que lo hemos pasado todas que a veces descuidamos la oración, sabemos que es hablar con Dios y lo podemos hacer durante el día, pero cuando el afán puede más, olvidamos detenernos en el camino para nuestra vida devocional.

Seamos lentas para la ira:

Es algo que se da cuando morimos a la carne, cuando conocemos a Dios queremos de su amor, queremos andar como anduvo Jesús y esto incluye que de nosotros salga más los frutos del espíritu y dejar de contender por todo.

Busquemos ayuda:

Cuando estamos solas, o cuando desgraciadamente hay casos que nadie a su alrededor puede darle un consejo de amor, o por el contrario todas las personas señalan nuestro error sin comprender un poco la situación; aunque seamos la equivocada a veces solo queremos es hablar, es que nos escuchen, y en ese desahogo va a venir el Espíritu Santo y nos redargüirá de pecado. Busquemos ayuda primeramente en Dios y Él pondrá las personas correctas para escuchar y ayudarnos.

Tengamos tiempo para nosotras mismas:

Algo que pasa muy a menudo es que por el mismo deseo de controlar todo no nos dedicamos tiempo a nosotras mismas, nuestro cerebro y nuestra alma se agota y sentimos que no podemos más, o peor aún que estamos dando mucho y recibiendo poco.

Sujetemos los pensamientos a Cristo:

En este punto viene la clave de salir de la amargura porque debemos sujetar nuestra mente a Cristo, no pensar en lo que nos falta, sino en lo que tenemos y establecer un plan conforme a la voluntad de Dios, para que así el bendiga lo que vamos hacer.

2 Corintios 10:5 Derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo. Clic para tuitear

Claves de vida:

  1. Ten vida devocional.
  2. Buscar ayuda sabia.
  3. Seamos sabias para hablar.
  4. Toma tiempo para ti.
  5. Sujeta la mente.

Coach de vida y liderazgo

Si no tienes a nadie con quién conversar acerca de como cambiar tus actitudes, y de verdad quieres hacerlo, te invito a este nuevo servicio de coach que habíamos abierto, pero que ya reaperturamos:

Envía un mensaje planteando tu situación:

 

Share.

About Author

Estoy de paso por la tierra para ayudar a otros. Aprender y Enseñar es lo que amo hacer. Mi lema central es: El conocimiento es parte de la creación de Dios. El camino de la vida es mejor cuando vamos acompañados de personas que nos ayudan a crecer interiormente y a alcanzar nuestros objetivos.

Ir a la barra de herramientas