¿A quién involucro en mi relación de pareja?

0
Desde el inicio de la humanidad, vemos como nuestro entorno influye enormemente en nuestro poder de decisión, es oportuno recordar como Eva se dejó llevar por la serpiente y fracasó, o como Abraham escuchó a Dios y hoy es llamado el Padre de la Fe.
Aunque este análisis debería ser para el final, te invito a qué vayas pensando,¿A quién estoy escuchando? ¿De qué me estoy nutriendo día a día para saber por donde seguir?
Somos seres creados por Dios, ni la teoría de la Evolución, ni la del Big Bang pueden refutar tal poder, tal perfección, si observas la naturaleza, los animales y a ti mismo, verás que no hay ningún otro ser tan real y perfecto como Jehová para crear todo esto. A lo que quiero llegar es a qué como criaturas de Dios necesitamos de una guía y constituirnos sus hijos nos permitirá mostrar el mejor camino que debamos seguir para el bien de nosotros mismos.
Todo esto te lo quería enseñar, para que vieras la importancia de involucra a alguien en tu vida que le permitas hablar y escuchar atentamente para saber que camino seguir, obviamente también debemos orar y clamar a Dios por su dirección, pero vemos que en el tiempo de la ley Dios se comunicaba cada cierto tiempo con Moisés para saber que hacer o decir a su pueblo.
No se trata de experiencia, no se trata de si hable bonito o no, se trata de entender que no necesitas serpientes en tus caminos, necesitas dirección genuina y verdadera en tu matrimonio, pues para que pueda perdurar es sumamente importante la ayuda de alguien, la consejería, la población de la humanidad empezó con una simple frase: “No es bueno que el hombre esté solo” y hoy en día sigue vigente esa frase y la podemos usar para entender que no en definitiva no es bueno estar solo en este camino llamado vida.
Trata de la mejor manera posible ensamblar tu matrimonio, nombrando tus mentores, tus consejeros, pero sobre todo entendiendo que con la ayuda de Dios es que puedes lograr el éxito en tu vida de pareja.

Share.

About Author

Estoy de paso por la tierra para ayudar a otros. Aprender y Enseñar es lo que amo hacer. Mi lema central es: El conocimiento es parte de la creación de Dios. El camino de la vida es mejor cuando vamos acompañados de personas que nos ayudan a crecer interiormente y a alcanzar nuestros objetivos.

Ir a la barra de herramientas