¿Por qué las mujeres cristianas siguen las reglas de la sociedad?

0

Siempre me he preguntado porque en Cristo preferimos ser diplomáticos, que sinceros en amor, tal como lo dice la Biblia.

Por qué queremos bienes terrenales, cuando nuestra razón principal no es esta, y que si bien si la tendremos porque Dios la va añadir, no es el motivo en que debemos perder nuestra fuerza de la juventud.

Por qué tenemos que casarnos con el protocolo de la sociedad, y perdemos el enfoque de un acontecimiento que agrade a Dios en primer lugar.

Por qué creemos que la mujer debe estar en la casa, cuando en ninguna parte dice la Biblia que la mujer no debe trabajar y debe quedarse cuidando a los hijos.

Por qué creemos que si el pastor no nos atiende, o el consejero de turno, es que Dios ya no nos ama, cuando lo primero que debemos hacer es ir ante el Padre para que a través del Espíritu Santo nos dirija a toda verdad.

Por qué creemos que la sumisión es dejar de ser nosotras, cuando el significado de la palabra obediencia viene del verbo scha·máʽ, que significa básicamente “oír” o “escuchar”. Es decir, tenemos que aprender a oír, pues tendemos a hablar mucho.

Por qué creemos que nuestro matrimonio es para vernos felices para los demás, y no creemos que el matrimonio es para construir cosas grandes para Dios, lo de afuera poco lo ve Dios.

Por qué creemos que tenemos que ser valientes antes las tentaciones, cuando tenemos que huir y no hablar más del asunto.

Por qué creemos que tenemos que meditar en todo lo que nos sucede, porque así lo enseña el mundo, cuando en realidad nos manda solo a meditar y reflexionar en la PALABRA DE DIOS.

Por qué creemos más en la inteligencia emocional que en los dones del Espíritu Santo que contiene el DOMINIO PROPIO Y LA TEMPLANZA.

Por qué creemos lo que nos dicen los demás, antes de creer lo que dice Dios que hará con nosotros.

Por qué creemos más en el hombre, que en Dios, por qué analizamos y criticamos todo, por qué…

Por qué nos cuesta tanto creer en el mundo redondo creado por Dios, vivamos en plenitud amigas, suéltate en las manos de tu Padre, Él no te soltará, la clave está en obedecer sus principios, ante que a los hombres.

Share.

About Author

Estoy de paso por la tierra para ayudar a otros. Aprender y Enseñar es lo que amo hacer. Mi lema central es: El conocimiento es parte de la creación de Dios. El camino de la vida es mejor cuando vamos acompañados de personas que nos ayudan a crecer interiormente y a alcanzar nuestros objetivos.

Ir a la barra de herramientas