Oraciones cortas, Grandes resultados

0

por Bernardo Stamateas

Nehemías 1:4 “Al escuchar esto, me senté a llorar; hice duelo por algunos días, ayuné y oré al Dios del cielo”.
Vs.11: “Señor, te suplico que escuches nuestra oración, pues somos tus siervos y nos complacemos en honrar tu nombre. Y te pido que a éste siervo tuyo le concedas tener éxito y ganarse el favor del rey.”


No hay nada más poderoso que la oración, orar es extraordinario, pero a mi me enseñaron que había que orar mucho, y yo a los tres minutos no sabia qué cosa decir, y me sentía culpable, porque escuchaba de gente que oraba horas enteras, y yo no podía orar más de cinco minutos, y me puse a investigar de gente poderosa en la Biblia que oró cortito, las mejores oraciones son cortitas y me puse a investigar el Padre nuestro dura menos de un minuto.
Elías oró treinta segundos hizo caer fuego del cielo. No se trata de orar mucho sino de orar eficaz.
¿Cuántos necesitamos resultados en lo económico?, en lo familiar, en la salud, en la casa, en lo espiritual. 
Salomón guía a Israel, eran doce tribus, se muere Salomón, se pelean las tribus, diez se van para el norte y dos se van para el sur. A las diez que van para el norte las atacan los matan las borran del mapa desaparecieron. Las dos tribus o provincias que se van para el sur las capturan los babilonios, entran en Israel, matan todo, rompen todo, capturan a esas dos tribus y se la llevan a Babilonia, pero siempre hay uno más grande que el más grande, los persas capturan a los babilonios y junto a los babilonios al pueblo de Israel. Durante ciento cincuenta años el pueblo de Dios está preso de otros imperios, en este caso de los persas. El rey de este imperio persa se llamaba Asuero, este rey era un hombre muy poderoso, y tenía un mozo llamado Nehemías, era copero. Nehemías lo que hacia era probar la comida, cosa que le traían al rey, él probaba si no se moria comía el de atrás, cuando había unas uvas Nehemías probaba una, el rey miraba, no se murió, no, entonces comía, tomaba la copa de vino, no se murió, el rey tomaba y un día se entera que su pueblo Israel está todo muerto, se pone a llorar, ora a Dios y dice, Señor yo quiero construir la ciudad dame éxito y favor. Pasan unos meses el hombre no podía estar triste porque si no le cortaban la cabeza, pero el rey lo conocía bien, lo ve distinto y le dice ¿qué te pasa Nehemías?, le dice, mi pueblo está todo muerto. ¿Y que necesitás?, necesito caballos, necesito dinero, necesito gente para ir a construir mi ciudad, ¿y cuánto vas a tardar?, tanto tiempo. Andá, y dice la Biblia que Nehemías fue a la ciudad, y en cincuenta y dos días, edificó todos los muros que estaban rotos.
¿Como tuvo éxito este hombre? por una oración corta, dura menos de un minuto, pero es eficaz.

Las oraciones nos van a traer dos beneficios: 

Primer beneficio; oración trae promoción, seré promovido, seré ascendido. Nehemías era mozo, después fue constructor de la ciudad y después terminó como gobernador. Dios te va a promover en tu vocación, Dios te va a ascender, cuando vos orás en tu vocación, en tu trabajo, Dios nunca te hunde, Dios te nivela para arriba.
Trae promoción y trae solución.
Dice que cuando fue Nehemías al rey, ¿qué te pasa? estoy mal ¿qué necesitás? Coche, caballo, gente, recursos, y dice que el rey se los dio. El rey no era cristiano pero Dios le tocó el corazón. Vos vas a orar y Dios le va a tocar la cabeza a gente que no canta como nosotros, no viene a nuestras reuniones, no lee la Biblia, pero tiene la bendición en las manos. ¿Sabés por qué la tiene?, para dártela a vos.
Vamos a orar y la gente va a cambiar, porque dice la Biblia que el río entra en el corazón del rey, el río es Dios, que se le va a meter en el corazón de la gente, que aunque no crea en él, por el poder de nuestra oración, tu marido va a cambiar, tu esposa va a cambiar, tus hijos van a cambiar, tu jefe va a cambiar y el endemoniado más grande va a cambiar, por el poder de la oración tuya y mía. Dice que el rey le dio todo y no solo le dio lo que pidió, sino que le dio más.

Recuerda:

Hablar fe. Orar con fe.
Ora específicamente.
Se Intenso en tus oraciones.
Ora con ganas, con fervor.
Aliméntate de Jesús.
Agradece en todo.

Share.

About Author

Estoy de paso por la tierra para ayudar a otros. Aprender y Enseñar es lo que amo hacer. Mi lema central es: El conocimiento es parte de la creación de Dios. El camino de la vida es mejor cuando vamos acompañados de personas que nos ayudan a crecer interiormente y a alcanzar nuestros objetivos.

Ir a la barra de herramientas