Manejo de las emociones en la esposa joven

0

Hoy quiero hablar con ustedes (y espero que ustedes conmigo a través de sus comentarios) sobre las emociones, pero más que saber que todas tenemos emociones, pues nunca se es discapacitado ni en espíritu, ni emocionalmente, a todas nos late, por así decirlo, pero qué hay del manejo de ellas, qué hay de los espiritual; en esta era donde el positivismo, más que la fe y el saber que somos débiles y a la vez fuertes en Cristo Jesús, nos ronda en redes sociales y en el mundo físico.

Específicamente como manejamos las emociones las esposas, sobre todo las que estamos empezando o llevamos la mitad del camino recorrido.

Cómo manejar las emociones frente una sociedad que cree más en el romanticismo, qué en la salud emocional que debe tener un matrimonio.

Asociamos lo emocional a la intensidad del romance, y cuando esta gasolina se acaba, pensamos que la relación se acabó, empezamos a ver los defectos, que teníamos que ver desde un principio y sopesar si podíamos vivir con una persona así. Pues de esto se trata el noviazgo, no de besarse y contarse las victorias, forma una pequeña parte hacer esto en el noviazgo, hay que sociabilizar con la familia de ambos, hay que conversar sinceramente sobre las tareas del hogar, sobre la economía, sobre la planificación de los hijos cuando llegue su momento. Sobre los sueños y metas que se tenga en común.

Cuando tenemos un noviazgo emocional, tendremos un matrimonio pobre y por lo tanto un divorcio. Solo Dios con su amor restaurará todo. Clic para tuitear

¿Cómo manejar las emociones en el matrimonio?

Como todo en la vida, debemos establecer un equilibrio, ese perfecto equilibrio se da primero desde lo espiritual y de la identidad que tengamos en Cristo Jesús.

Todo proviene de saber quienes somos en Dios, no podemos alimentar nuestra autoestima de nuestro esposo y del entorno. Debemos depender de nuestra relación con Dios y tener paciencia en caso de que nuestro esposo no le haya sido revelado la importancia de fortalecer la relación a través del cariño y la atención.

Hablar de estas carencias (si las hay) con mucha paciencia, cautela, serenidad. Sin reclamos, al fin de cuentas tu dependes de Dios, pero al estar casada necesitas (en su justa medida) la atención de tu marido.

De esto se trata el equilibrio, es Dios en ti, como fuente de vida, y solo tu marido hace su parte sin sustituir al Padre.

¿Qué hacemos diariamente?

De esto depende también el manejo de las emociones, porque si por alguna razón nos toca ser ama de casa a tiempo completo, bien sea por desempleo o por que así lo queremos, no podemos esperar que el esposo llegue y ponernos hablar con él incansablemente, porque desde la comprensión debemos saber que viene cansado, y que solo si el ambiente está para conversar largo rato entonces adelante, diariamente es recomendable lo suficiente, esto solo tu lo sabrás, tu que estás en tu hogar.

Por eso es mejor tener actividades que complemente nuestra vida, que solo le pidamos al matrimonio lo que el matrimonio nos tiene que dar, queremos a veces llenar otros vacíos que tenemos con nuestro esposo, y él humanamente y espiritualmente está creado para ciertas cosas, de aquí viene la idolatría, creer que el marido es nuestro todo y abocarnos solo a él. Esto lo que hace es asfixiarlo, pero más importante aún te asfixias a ti misma como consecuencia el marido huye y tu te quedas sufriendo, pensando en qué hiciste mal. Vienen los traumas, las heridas, todo esto lo podemos evitar revisando qué hacemos diariamente.

Necesitas conocerte primero tu a través de la Palabra para poder ser una mujer conforme al corazón de Dios. Clic para tuitear

Reflexión bíblica

Te quiero compartir un versículo que quizás tu digas que no tiene nada que ver, así también pensaba yo, pero entendí que para manejar las emociones en el matrimonio, no tengo que pensar en conjunto, principalmente debo pensar en mis emociones y en mi misma, para luego cuando ya estemos en conjunto yo tenga la suficiente serenidad, calma y suficiencia en Jesús para no asfixiar a mi marido.

2 Timoteo 3:1-7 Ahora bien, ten en cuenta que en los últimos días vendrán tiempos difíciles. La gente estará llena de egoísmo y avaricia; serán jactanciosos, arrogantes, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, insensibles, implacables, calumniadores, libertinos, despiadados, enemigos de todo lo bueno, traicioneros, impetuosos, vanidosos y más amigos del placer que de Dios. Aparentarán ser piadosos, pero su conducta desmentirá el poder de la piedad. ¡Con esa gente ni te metas! Así son los que van de casa en casa cautivando a mujeres débiles cargadas de pecados, que se dejan llevar de toda clase de pasiones. Ellas siempre están aprendiendo, pero nunca logran conocer la verdad.

Detente en esta parte:

“Ellas siempre están aprendiendo, pero nunca logran conocer la verdad”

Anímate a conocer la Palabra de Dios y en esa medida podrás ocuparte en tareas que te permitan cumplir con tu propósito de vida, así como la salvación es individual, también lo somos en vida, aunque muchos dirán que somos una sola carne y es así, esta parte también lo dice la Biblia y en familia tenemos que pensar, y como todo es un equilibrio también dice que amemos al prójimo como a nosotros mismos. Es decir somos seres individuales en un mundo social, en una familia, en un entorno. Encuentra tu andar exacto, justo y correcto con la oración, la lectura bíblica y así tus acciones estarán dentro de la voluntad perfecta de Dios.

Aprende la verdad, conoce la verdad, pero sobre todo practícala

Comenta y comparte con tus amigas – Dios te bendiga más.

Share.

About Author

Estoy de paso por la tierra para ayudar a otros. Aprender y Enseñar es lo que amo hacer. Mi lema central es: El conocimiento es parte de la creación de Dios. El camino de la vida es mejor cuando vamos acompañados de personas que nos ayudan a crecer interiormente y a alcanzar nuestros objetivos.

Ir a la barra de herramientas