Los roles principales de la esposa joven

0
La etapa de casamiento mayormente comienza a partir de los 21 años hasta los 36 e inclusive 40 años se puede casar por primera vez una mujer que quiso esperar el momento correcto y la persona correcta para compartir su vida. En realidad, no hay una edad perfecta para el matrimonio, solamente se debe tener la disposición y las ganas de estar casado con la persona y mantener el compromiso, el amor y la lealtad a lo largo de la relación, que obviamente es de por vida.
Una vez estamos inmersa en nuestro nuevo rol, en esta etapa maravillosa comienza los cambios significativos en nuestra vida, a veces en forma de chiste las personas refieren su vida de soltera a “cuando era feliz” pues no ha puesto en practicas herramientas que le permitan llevar un matrimonio feliz, como por ejemplo la comunicación, la comprensión, la sinceridad, la autoaceptación y la aceptación de la pareja, el verse ahora como uno y trabajar en equipo, entre otras que permiten a un matrimonio lograr los objetivos planteados y más.
Una esposa joven tiene como rol principal ser mujer ante todo, además de trabajar, en muchos casos estudiar, ser amiga, tía, hija y los otros roles que pueda tener en su comunidad o entorno donde se desarrolle.

Organiza tu tiempo

Un día organizado es un día productivo, por lo que desarrollar este hábito de hacer una lista con las cosas que tienes que hacer te permite mantener tu buen humor y lograr todo lo que te propongas.

Mantén tus amistades

Muchas mujeres una vez se casan pierden el contacto con sus amigas, perdiendo invaluables afectos, una amiga es un lazo muy fuerte, algunos filósofos dicen que una amistad es un tesoro invaluable, por lo que una vez casada saca un tiempo para mantener tus amistades, escuchar activamente y descansar en ellas te hará bien a lo largo de tu vida.

Culmina tus estudios

A veces también llega primero la boda, antes que la culminación de los estudios, no te juzgues por esto, simplemente termina esta etapa, lo mejor es llevar una vida equilibrada, sabiendo que un hombre no es la razón de ser de una mujer.

Visita a tu madre siempre

Si tienes a tu mamá cerca es importante la visita o el contacto telefónico o virtual que tengas con ella, en el caso de que ya no tengas a tu madre aquí en la tierra, siempre es bueno contar con alguien con experiencia y sabiduría para mantenernos a raya y cuidarnos de no tomar decisiones viscerales que luego nos tengamos que arrepentir.
En la medida de lo posible, mantén actividades que te permita ser un ser individual, desarrollarte como mujer, como persona, una de los elementos que llama al fracaso es no dejar respirar al esposo, ora a Dios por él, que se mantenga fiel y sea sincero siempre en la relación.

Share.

About Author

Estoy de paso por la tierra para ayudar a otros. Aprender y Enseñar es lo que amo hacer. Mi lema central es: El conocimiento es parte de la creación de Dios. El camino de la vida es mejor cuando vamos acompañados de personas que nos ayudan a crecer interiormente y a alcanzar nuestros objetivos.

Ir a la barra de herramientas