Los momentos más productivos del día

0

Hay momentos en la vida que realmente necesitamos tiempo para nosotros, pero lo que biblicamente Dios sugiere es que nuestro descanso sea  semanal, no como lo ha impuesto el sistema que debe ser quince días continuos al año, que trabajar extras es producir más.

Génesis 2:2 Al llegar el séptimo día, Dios descansó porque había terminado la obra que había emprendido.

Dios nos invita siempre a no afanarnos y tomarnos las cosas con calma, sabiendo que Él tiene control de todas las cosas.

Mateo 6:25 Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida, qué habéis de comer o qué habéis de beber; ni por vuestro cuerpo, qué habéis de vestir. ¿No es la vida más que el alimento, y el cuerpo más que el vestido?

Los momentos más productivos del día

Aquí te traigo una pequeña guía de lo que puedes hacer para descansar, es decir un tiempo para ti, que necesitas practicarlo diariamente o semanalmente para conseguir no explotar, ni sentirte que tu vida es de otro.

Es saludable y está en el plan de Dios tener tiempo para nosotras mismas.

Cuando oras

Cuando oras dedicas tiempo a tu salud espiritual, emocional y también física, hablar con Dios no tiene comparación y debe ser una práctica diaria que te permitirá drenar e ir a la cruz para que no tengamos mal carácter.

Una mujer que cuida la comunión con Dios es una mujer que se quiere a si mismas y por eso van todos los días en privado a hablar con Dios.

Tomar tiempo para ti

El tomar tiempo para nosotras incluye cuidarnos físicamente, leer, darnos tiempo para ir al baño con la puerta cerrada, tomar agua. Señalo todo esto porque a veces con la premura nos cohibimos de hacer esto con la debida atención y dedicación que debemos hacerlo.

No importa si nos ha pasado, lo importante es empezar con pequeños cambios a revertir estos afanes que tenemos.

Aprender

Aprender, según el diccionario es, Adquirir el conocimiento de algo por medio del estudio, el ejercicio o la experiencia; por tanto debemos tener esto presente en nuestra vida cotidiana, desarrollar nuevas habilidades nos mantienen con buen humor, motivadas y nos permite estar abierta al cambio.

Hacer lo que nos gusta y vivir de ello no sucede de la noche a la mañana como muchas quisieran, pero si dedicas tiempo a aprender sobre esto pronto ya lo estarás logrando. Todo es cuestión de buena actitud.

Compartir con tus amigas

Por último, compartir con buenas amigas, hermanas de la iglesia o vecina es saludable porque nos permite escuchar distintos puntos de vista y ayudar a otras que quizás lo necesitan.

Interactuar con otras personas es la mayor oportunidad que existe para compartir o dar a conocer de Cristo.

Consejo final

El matrimonio es maravilloso y no podemos dejar de atender a nuestro esposo, conversar y compartir con él, y también en el caso de los hijos, más el cuidado necesario del hogar, pero todo estos aspectos que te he mencionado antes son parte de tu día a día contigo y con Dios.

Dios te bendiga comparte este mensaje con otras amigas, será de bendición.

 

Share.

About Author

Estoy de paso por la tierra para ayudar a otros. Aprender y Enseñar es lo que amo hacer. Mi lema central es: El conocimiento es parte de la creación de Dios. El camino de la vida es mejor cuando vamos acompañados de personas que nos ayudan a crecer interiormente y a alcanzar nuestros objetivos.

Ir a la barra de herramientas