Cinco maneras bíblicas de saber que no está bien tu matrimonio

0

Brevemente te dejo para tu meditar en la Palabra de Dios, cinco maneras bíblicas de saber que no está bien tu matrimonio, y en caso de que veas que biblicamente algo no está en orden, te invito a orar, ayunar y dejarte guiar por el precioso Espíritu Santo a toda verdad, y a las personas o hermanos en Cristo que podrán ayudarte:

Cinco maneras bíblicas de saber que no está bien tu matrimonio

1 No hay contentamiento:

Acuérdate de tu Creador en los días de tu juventud, antes que vengan los días malos, y lleguen los años de los cuales digas: No tengo en ellos contentamiento;

Si no tienes contentamiento, si tu mente está ocupada pensando en lo que debiste hacer, pero NO hiciste, si tienes más añoranza por el pasado, que por el presente o el futuro glorioso que nos tiene Cristo, esto es un signo de que algo no está bien en tu matrimonio.

2 No son una sola carne:

Génesis 2_24

Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne.

Si el hombre no ha propuesto dejar a su padre y madre para unirse a la mujer, pero más bien al contrario la mujer organizó todo, dispuso todo, alegando que el hombre era tímido, y ahora el hombre pasa más tiempo en el trabajo, con amigos, con su mamá que invirtiendo tiempo en su matrimonio, algo no está bien.

3 No están haciendo nada juntos:

Eclesiastés 4:9-10

Más valen dos que uno solo, pues tienen mejor remuneración por su trabajo. Porque si uno de ellos cae, el otro levantará a su compañero; pero ¡ay del que cae cuando no hay otro que lo levante!

Si no hay nada que hagan en equipo, cada quien lleva sus finanzas, cada quien piensa en los quehaceres y deudas y disfrute, entonces no hay un trabajo de equipo como una sola carne que son.

4 Hay altivez:

Proverbios 16:18

Delante de la destrucción va el orgullo, y delante de la caída, la altivez de espíritu.

Si no hay humildad para reconocer los errores, si se cree que el ofendido debe esperar que el ofensor vaya y pida perdón cuando la Biblia expresa lo contrario, si necesitas un regalo para perdonar una falla humana, entonces hay altivez y es un signo de que el matrimonio no anda bien.

5 No hay sacrificio:

Marcos 10:45

Porque ni aun el Hijo del hombre vino para que le sirvan, sino para servir y para dar su vida en rescate por muchos.

Ni siquiera Jesús vino a que le sirvieran, el amor es sacrificio, es encontrar el engranaje sabiamente.

 

Oro por ti en esta ora, para que tu matrimonio pueda ser guiado por la verdad que es Cristo Jesús. Amén.

Share.

About Author

Estoy de paso por la tierra para ayudar a otros. Aprender y Enseñar es lo que amo hacer. Mi lema central es: El conocimiento es parte de la creación de Dios. El camino de la vida es mejor cuando vamos acompañados de personas que nos ayudan a crecer interiormente y a alcanzar nuestros objetivos.

Ir a la barra de herramientas