Amo a mi esposo, pero él parece ser ¿mi enemigo?

0

Cuantas veces nos hemos encontrado en esta situación, quizás en este momento de tu vida lo estás viviendo o tal vez en algún momento lo viviste.

¿Cuantas veces has sentido que en lugar de hacer equipo parecen enemigos?

O cuantas veces te has sentido sola y vacía a pesar de que el matrimonio es compañerismo para toda la vida.

Entiendo esas situaciones incomodas para ti, entiendo tus momentos de soledad a pesar de estar acompañada.

Yo sé que todas quisiéramos el esposo perfecto, el príncipe que nos pintan en los cuentos o en las películas, pero la realidad es que nuestra vida no es una película, nuestra vida es una realidad.

Sé que esto como mujeres nos afecta, nos lastima, nos hiere, nos desanima. Y claro porque la biblia dice que nosotras somos vaso frágil. Veamos la referencia:

1 Pedro 3:7

En cuanto a ustedes, los esposos, sean comprensivos con sus esposas. Denles el honor que les corresponde, teniendo en cuenta que ellas son más delicadas y están llamadas a compartir con ustedes la vida que Dios les dará como herencia. Háganlo así para no poner estorbo a sus propias oraciones.

 

Y quizá me digas, Jackie, pero este mensaje entonces es para mi esposo, él lo debe entender no yo.

 

¡Espera! claro que este mensaje es para ti, porque como mujer debes entender que amarte es el primer paso a una vida mejor. Y en Proverbios 4:23 leemos:

Por sobre todas las cosas cuida tu corazón, porque de él mana la vida.

¿Cómo es esto?

Tu eres lastimada y herida porque tienes tu confianza puesta en tu esposo, (en el hombre) crees que vales por lo que él te hace sentir, la biblia es clara al decirnos No pongas tu confianza en el hombre. Jeremías 17:5
Esto es, si vivimos nuestras vidas poniendo la confianza en nuestro esposo, o en la persona que está a nuestro lado, todos los días iremos tras decepciones y desengaños.

Tal vez hoy te sientas herida y preguntes, pero entonces como hago para no sentirme lastimada. Yo amo a mi esposo pero sus actitudes parecieran odiarme.

1. Pon toda tu confianza en Dios. En Jeremías 17:7 leemos

¡Pero benditos sean aquellos que sólo confían en mí!

Prácticamente nos está diciendo, no pongas tu confianza en la persona que está a tu lado, porque este es humano y te puede lastimar, confía en mí, que soy Dios y cuido de ti todos los días.

Cuando tu confías en alguien más que no es Dios, muchas veces te sentirás abandonada, decepcionada y lastimada. Veamos el siguiente punto

2. Encuentra tu valor en Dios atreves de su palabra.

Yo sé que muchos pueden decir, otra vez la Biblia? Otra vez me mandan a leer. Y la respuesta es sí, otra vez la misma recomendación, porque debes entender que su palabra es la fuente de vida, te da esperanza y te muestra la verdad.

¿Cómo puede el joven llevar una vida íntegra? En este caso, como puede una esposa llevar una vida integra. La respuesta es viviendo conforme a su palabra. Salmos 119:9

Y es que Creer lo que Dios dice en su palabra nos fortalece e impulsa como mujer. Su palabra es el cimiento verdadero para edificar nuestra vida y relaciones. Necesitamos de ella a diario para enfrentarnos a cada batalla con sabiduría y llenas de poder.

3. Ora. Amar a tu esposo significa orar por él.

Ésta es la confianza que tenemos al acercarnos a Dios: que si pedimos conforme a su voluntad, él nos oye. 1 Juan 5:14

¿Quieres que cambie tu situación matrimonial? Ora!
¿Quieres que tu esposo sea transformado? Ora por él.

Piensa que tu esposo no es perfecto, ni tú lo eres tampoco, todos los días estamos tentados a cometer fallas, pero Dios te ha puesto a ti como intercesora de tu matrimonio. ¿Qué es esto?, simplemente es orar a favor de otros.

Hoy te animo a que seas una mujer de fe, mas guerrera que porrista, una mujer que se levanta para dar esperanza al mundo a través de su testimonio. Una mujer que se deja usar por Dios para restaurar su matrimonio y que atreves de su vida refleja la luz de Jesús.

O acaso ¿Piensas que hay algo imposible para Dios?

Sabes, cuando tu encuentras tu valor en Dios, nada de lo que te digan o hagan te dañará, porque tu habrás dado el derecho de tu vida a Dios, y él no permitirá que nadie lo hiera.

Ahora si dices: Ya hice estas 3 cosas. Que debo hacer, cuál es el siguiente paso.

Habla con Él (tu esposo) dile cuanto le amas y cuánto te gustaría sentirte amada por él.
Recuerda que la relación más importante es entre esposo y esposa. Y ambos deben conocer la esencia del otro, sus emociones, sus sueños, hacer un equipo en todo.

Te invito a que antes de ir a la guerra prepares tu fusil, ¿Cuál? Tu fe, tu valor, tu oración, tu decisión, tu amor, tu paciencia.

Mujer Tú vales mucho para mí, te estimo mucho, te amo dice el Señor. Isaías 43:4

Vales mucho más que el concepto que otros tengan de ti, encuentra tu valor en Dios y Resplandece.

Share.

About Author

Hola, soy Jackie Sanz, Méxicana, felizmente casada, Diseñador Gráfico Digital, disfruto de los buenos libros que llenan el alma, apasionada a escribir lo que me inspira el Espíritu Santo y conocer a Dios es mi mayor regalo. Una de mis motivaciones favoritas es poder inspirar a la gente que me rodea con el estudio de la palabra de Dios por medio de la creatividad. Mi lema, Dios diseña mi vida, y yo diseño sus versos, porque fui, creada para inspirar.

Ir a la barra de herramientas