Amo a dos personas a la vez

1

Así empezó una consejería que suelo hacer por correo o por las redes sociales de esposa joven, a muchos les puede sorprender, pero en Cristo Jesús debemos tener la templanza para que el Espíritu Santo tome el lugar y no dar consejos ni humanos, ni a la ligera.

Esta muchacha me escribía con mucha vergüenza, no sabía a quién acudir, mientras oramos, el Señor también puso en mi corazón escribir un post que hable precisamente sobre esto.

¿Es posible amar a dos personas a la vez?

-Esto obviamente se refiere al termino de parejas, no a amar a nuestros seres queridos.

La respuesta es sencillamente no, no se puede amar a dos, se puede y se debe amar solo con la persona que estemos comprometidas.

Cuando alguien te dice que ama dos, en realidad está usando la palabra amar incorrectamente.

Esta deformando la verdad a su conveniencia.

1 Corintios 13: 5 nos señala que el amor no hace nada indebido…

El amor es puro, es benigno, no tiene envidia, no se jacta de nada.

Muchas cualidades nos da este capítulo sobre el amor y por último nos señala que el amor es el mayor entre la fe y la esperanza, y esto se refiere a que el amor es Dios.

1 Corintios 13: 13

Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor.

No podemos pretender decir que se ama a dos personas, sin saber que la palabra amor también implica fidelidad y respeto.

Cuando una persona dice amar a dos personas, no es amor, es precisamente:

  1. Manipulación.
  2. Codicia.
  3. Jactancia.
  4. Maldad.
  5. Soberbia.

Todo esto puede existir en una persona, pero peor aún puede disfrazarse bajo una capa de víctima, de sumiso, de que no entiende porque le pasa eso. Típico de personas que no quieren enfrentar sus errores, de que no quiere asumir sus equivocaciones, típico de personas que se valen de malas acciones para engañar a personas débiles.

Una persona que esté bajo la correcta y perfecta voluntad de Dios sus labios no dicen mentira, no engaña a nadie, no justifica sus errores, más bien los reconoce.

David cuando se vio así mismo por medio de la corrección que le dio el profeta Natán (2 Samuel 12) no titubeo ni un segundo más, y eso es lo que realmente le importó a Dios. David más bien se sumió en un arrepentimiento genuino y ni siquiera pidió misericordia sabía la enorme consecuencia de su pecado.

Todos nos podemos equivocar y aún estar un tiempo sin darnos cuenta, pero no puede ser para siempre, debemos ir ante la Cruz a arrepentirnos de nuestros malos caminos.

Una persona que dice amar a 2 personas, no ama, solo desea dar placer a su carne. Clic para tuitear

Cuídate de caer en la doble moral de justificar las equivocaciones de otros y las propias. DTB+

 

Share.

About Author

Estoy de paso por la tierra para ayudar a otros. Aprender y Enseñar es lo que amo hacer. Mi lema central es: El conocimiento es parte de la creación de Dios. El camino de la vida es mejor cuando vamos acompañados de personas que nos ayudan a crecer interiormente y a alcanzar nuestros objetivos.

Ir a la barra de herramientas